La Frittata

Una Frittata es un tipo de tortilla tradicional de la cocina italiana, y como generalmente sucede con este tipo de elaboraciones, es muy versátil y deliciosa. En principio se conoce a la Frittata (o Frittate) clásica como una elaboración en la que sólo se incluyen huevos, sal, pimienta y aceite, más o menos como podría ser la tortilla francesa, pero son mucho más habituales las frittatas rellenas.

Otra de las frittatas tradicionales es la Frittata di cipolle (tortilla de cebolla) y también la elaboran añadiendo patatas, siendo entonces como nuestra tortilla de patatas. Pero ante la imaginación y los recursos, apenas hay ingredientes que se resistan a ser incluidos en una frittata, y os recomendamos probar las distintas posibilidades si no lo habéis hecho aún, es una delicia aprovechar la pasta que ha sobrado, sea una carbonara, un pasta boloñesa, etc., haciendo con ella una frittata.

Podemos elaborar frittatas de pasta (espaguetis, macarrones…), de vegetales, de carne, de embutido, de quesos… y podemos gratinarla después, es como una mezcla de la elaboración de una tortilla y una pizza.

La principal diferencia de la elaboración de lo que para nosotros es una tortilla y la frittata italiana, es que el relleno no se mezcla con los huevos batidos antes de verterlo en la sartén (aunque también hay quien lo hace así denominándola frittata), a nosotros nos enseñaron unos amigos italianos que después de batir los huevos, se vierten en la sartén y a continuación se cubre con los ingredientes del relleno, como si fuera una pizza, y se deja cuajar lentamente, sin darle después la vuelta. Y para hacerla más rica aún, se gratina en el horno.

Dado que el huevo no tardará mucho en cuajar, según los ingredientes que se quieren incluir en la frittata, deben cocinarse previamente. Un ejemplo es la Frittata de tomates al tomillo que estamos haciendo, en estos momentos tenemos los tomates en el horno, después los añadiremos a los huevos batidos y gratinaremos esta rica frittata.

Frittata de tomates al tomillo y requesón

Para hacer una frittata sólo debemos pensar qué nos apetece combinar y comer. Nosotros hoy hemos hecho esta Frittata de tomates al tomillo y requesón, un plato muy nutritivo, saludable y lleno de sabores bien conjugados.

La versatilidad de la frittata nos permite incluso hacerla como plato único, no ha sido nuestro caso hoy, aunque bien servidos hemos quedado con esta Frittata de tomates al tomillo y requesón. Os animamos a que la probéis, por supuesto, y esperamos también que nos enviéis vuestras propuestas, platos tan sencillos y sanos, deben estar siempre en nuestro recetario.

Ingredientes (4 comensales)
8 huevos, 10 tomates pera pequeños, 3 lonchas de jamón serrano, 180 gramos de requesón, 1 cebolla morada, tomillo, pimienta negra, queso emmental rallado, aceite de oliva virgen extra y sal.

Elaboración
Lava los tomates y córtalos por la mitad, ponlos en una fuente para el horno y aderézalos con sal, tomillo y aceite de oliva. Hornea a unos 180º C hasta que hayan perdido parte de su agua y estén tiernos.

Pela la cebolla y córtala en pluma. Pon una sartén con un poco de aceite de oliva y póchala, añadiéndole una pizca de sal. No la hagas por completo, que quede aún un punto crujiente. Desmiga el requesón y corta las lonchas de jamón en cuadraditos.

Bate los huevos con un poco de sal y pimienta, engrasa ligeramente una sartén antiadherente y ponla al fuego casi al mínimo. Vierte los huevos bien batidos y ve colocando los tomates, el requesón, la cebolla y el jamón. Espolvorea un poco más de tomillo y tapa la sartén.

Think of a frittata as

an omelet made effortless

Free range eggs are a great source of essential fatty acids, complete proteins, vitamin A, vitamin D, vitamin E, and they may also contain less saturated fat and cholesterol than eggs from caged hens.

A frittata takes all of these potentially health benefiting nutrients, and combines with a variety of vegetables and meats, to produce a nutritious meal that is tailor-made to your tastes!

 

Serves 4

4 free range eggs
4 tablespoons of milk
1 tablespoon of olive oil
Freshly ground black pepper

Additional Ingredients

Frittatas can contain any combination of ingredients that you wish. Some items which work well include cherry tomatoes (halved), button mushrooms (thinly sliced), red or green pepper (cut into thin strips), onion (diced), asparagus tips, courgette (thinly sliced), spinach, and also cooked meats such as ham, or good quality sausages.

If using meat such as sausages, grill the sausages as per the instructions on their pack, before chopping into small chunks.
Take a frying pan and gently heat the oil in the pan. Add the vegetable items, cooking items such as onions and peppers for 2-3 minutes prior to adding items such as cherry tomatoes and mushrooms. Cook for a total of 5-7 minutes, until lightly cooked. Add any cooked meat to the pan.
In a bowl, beat the eggs with the milk. Season with black pepper before adding to the pan.
Cook on a low heat for around 5 minutes, until the egg begins to set around the edge of the pan.
Transfer to a pre-heated grill and cook under a medium heat for a further 5 minutes, until the top has also set.
Cut into quarters and serve.


This dish works well served alongside a fresh salad of lettuce, spinach, cucumber, avocado, and drizzled with balsamic vinegar.

Veggie Frittata

 

Ingredients:

1 cup spinach, roughly chopped

1 cup white mushrooms, chopped

1 Tablespoon coconut oil

3 Asparagus spears, chopped

¾ cup yellow onion, diced

8 whole eggs

½ teaspoon black pepper

½ – 1 teaspoon salt

Directions:

Preheat oven to bake at 350F.

In an oven-safe skillet, heat ½ Tablespoon coconut oil over medium heat.

Saute vegetables for 3 minutes, until the onion is translucent and the mushrooms have softened.

Remove vegetables from heat and set aside.

In a medium-sized mixing bowl, whisk eggs. Season with salt and black pepper.

Stir vegetables into the eggs.

Heat ½ Tablespoon coconut oil in the oven-safe skillet over medium-low heat. Pour frittata mixture into the skillet and slow cook for 4-5 minutes.

Transfer frittata to the oven and cook for 12 minutes, or until the frittata has achieved a spongy firmness to the touch.

Slice and serve.

Makes 4 servings